Enriquecer los oficios digitales: La propuesta de Residencia No Lineal

Su primera convocatoria está dirigida a músicos y productores de música electrónica. 

Apostando por fortalecer los oficios de la producción y la profesionalización de proyectos y/o carreras musicales, el equipo de Residencia No Lineal abrió las postulaciones para formar parte de sus actividades. Se trata de una programación que incluye talleres intensivos y clases magistrales abiertas a la comunidad residente en territorio nacional, y que ya anuncia la entrega de 30 becas.

Maite Rojas, integrante de Reptila; y Emiliana Abril (Kinética); serán las encargadas de guiar los procesos en los talleres Fundamentos del Beat y fusión de electrónica con ritmos del mundo, y Desarrollo de Lenguaje Sonoro: Composición y Producción Musical en Ableton Live, respectivamente. A ello, se suman tres masterclass de libre acceso, las que contarán con la participación de Probeta Music y los dj’s Alisú y FatPablo.

Este equipo, conformado desde sus bases por René Sierra, Sebastián Leiva y Nicolás García, cada uno de ellos vinculados a la música, ha realizado una serie de actividades previas a Residencia No Lineal, mediante cursos, charlas, entre otros espacios formativos digitales. Y es a partir de la experiencia de colectivizar algunos conocimientos en esta área -entre otras-, que la organización detecta alguna de las problemáticas que influyen en los contenidos de la actual residencia.

Sobre lo anterior, sus integrantes comentan a Niña Provincia que «mediante esas instancias nos pudimos dar cuenta de que hay un hambre por el acceso a la educación de nicho. Y la gente está muy dispuesta a ser parte, a aportar para mejorar los procesos de formación. Las personas pueden evaluar su experiencia con nosotros. Es un trabajo colectivo». Y continúan con la idea: «Creemos que quienes llegan a la Academia son personas que están constantemente buscando formación virtual y están al tanto de nuevos métodos, todos buscamos seguir experimentando».

El trabajo de manera remota -que mutó a raíz de la pandemia-, en tanto, amplía las posibilidades de continuar expandiendo cada uno de estos contenidos, derribando así el limitante territorial en el acceso. Cabe destacar que este programa formativo, que releva la colaboración, inclusión y autogestión, está dirigido a musiques y/o productores, mayores de edad, con al menos dos publicaciones oficiales (y que no superen los 6 años de antigüedad).

De la Residencia a la Academia

Si bien la residencia lanzó su convocatoria este 17 de mayo, fue a partir de dicha idea que se movilizó la creación de Academia No Lineal, como respuesta «(…) a sobrevivir en medio de la cuarentena. Ante la imposibilidad de hacer eventos, observamos la necesidad del rubro por mantenerse activos y ahí comenzamos a talleres, siempre orientado a una comunidad de gestores (as) autodidactas relacionados (as) con la música», comentan sus integrantes.

– ¿Desde dónde surge la intención de relevar los oficios digitales?

– Estamos vinculados a la música desde la gestión y carreras musicales, es una conexión de primera mano que nos ha permitido reconocer falencias o temáticas que son necesarias reforzar. Buscamos entregar herramientas más específicas desde la creación hasta las técnicas de las mismas. Tenemos la motivación de aportar y enriquecer los procesos creativos de las personas que practican oficios digitales.

Desde ya, te invitamos a seguir cada una de las novedades de No Lineal y las actividades que estarán anunciando para el resto del año, a través de sus redes sociales. Si tienes dudas o quieres conocer más detalles, escribe a residencia@nolineal.cl o visita su página web.